Cartas que no son de amor

Carta no. 1

Ese día habíamos cumplido un año y lo quisimos celebrar, me llevarías a un lugar en dónde según tú, hacían una pizza de cebolla deliciosa, jamás te dije que no, y quizá ese fue siempre el problema, (igual sigo sin aprender). Después de comer caminamos por el Parque Hundido, estaba muy oscuro y hacía frío, pero igual decidí sentarme en un columpio, tu estabas junto a mi, como siempre, de repente te levantaste, apretaste los puños y te fuiste, corrí detrás de ti, porque pensé que te dolía algo. Nos subimos al carro y tus primeras palabras fueron “eres una puta, ¿qué tal estabas ligando con el pendejo que estaba en frente de ti”, fue mi primer acercamiento violento contigo; lloré por horas, te pedí perdón por algo que no hice, porque es cierto que yo ni si quiera recordaba al tipo del que hablabas. Ese día acostados, también dijiste que no llorara, que no servía de nada; así aprendí de a poco que la lástima no era un arma.

Carta no. 2

Fuimos el gotcha, me puse a platicar con tus amigos, me estaba riendo un chingo, pero vi que estabas encabronadísimo, me alejé de todos y me fui a la camioneta. No me hablaste en todo el camino, me acuerdo que fuimos a comer al Borrego Viudo, antes de llegar, me viste a los ojos y me dijiste “pareces una zorra saludando a todos de beso” ese día iba muy madreada por tantos disparos de pintura, pero definitivamente eso no era lo que me dolía.

Carta no.3

No era la primera vez que te salías de un lugar y me dejabas sola, ni si quiera me acuerdo por qué te enojaste; pagaste el estacionamiento en Perisur y caminaste en chinga al carro, te subiste y arrancaste, no llevaba dinero y no tenía ni pinche idea de cómo regresar, caminé para salirme pero justo me alcanzaste, abriste la puerta y no me quedó otra que subirme. Jamás volví a salir sin dinero.

“Enamorarse de un incendio”

Tomará un autobús directo al DF

Sabrá que no tiene que hacerlo

No es normal

Tuvo suerte, un último autobús la esperaba

Está muerta de miedo, se le nota en las manos

Pensará en llegar a la estación y volver

Lo pensará todo el camino

No conoce límites, eso es lo que pasa

Tomará un taxi, no sabe la dirección

No recuerda nada, el gps y el taxista la salvarán

Verá la ciudad, enorme, llena de taquerías

Llena de gente caminando en la oscuridad

Pensará en él, en los dos. Lo vale

Recordará que con los demás no falló

No tuvo la culpa de nada

Pagará el taxi

Ella lo verá

Sabrá que solo le hacía falta abrazarlo

Sentirá culpa

No fue normal, pero ahí está, en su cama (en sus brazos)

Fue un impulso, lo sabe

El mismo que lo hace amarlo con todo lo que tiene

Es incendio, se enamoró de uno

Lo que no sabe es si el incendio es él o ella.

 

tumblr_oljlzp5puR1urtwfuo1_500

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Coger hasta olvidar mi nombre

Quiero que cojamos hasta que me duelan las piernas, hasta que me tiemblen cuando me levante de la cama

Quiero que cojamos mientras me miras a los ojos y prometes quedarte conmigo para siempre

Quiero que cojamos con una canción de Reyno

Quiero que cojamos mientras me haces reír

Quiero que cojamos mientras te sonrío y me tomas del cuello salvajemente

Quiero que cojamos hasta sentir que te conquisto por siempre

Quiero que cojamos después de ir a un bar de mala muerte

Quiero que cojamos  y que tengamos códigos secretos

Quiero que cojamos en los peores moteles

Quiero que cojamos, me abraces y veamos juntos el universo

Quiero que cojamos mientras hacemos mundos de agua

Quiero que cojamos después de ir al súper

Quiero que cojamos en verano, cuando no soportemos el calor

Quiero que cojamos y después nos quedemos dormidos

Quiero que cojamos en invierno, en una habitación azul

Quiero que cojamos y me vuelvas luz

Quiero que cojamos con tiempo y sin el

Quiero que cojamos sin hablar

Quiero que cojamos en la oscuridad

Quiero que cojamos en China

Quiero que cojamos hasta que estés seguro de lo que nos une

Quiero que cojamos hasta que grite que te amo

(….)

 

tumblr_nokameSVMe1r1arpmo1_1280.png

 

 

Te amo porque sí

Te amo porque hiciste una playlist para los dos

Te amo porque cuando me ves me tiemblan las piernas (y el corazón)

Te amo porque contigo no fingo

Te amo porque no te interesa saber mi pasado sentimental

Te amo porque tampoco me interesa saber el tuyo

Te amo porque estamos construyendo algo

Te amo porque eres real

Te amo porque confío en ti sobre todas las cosas

Te amo porque eres jodidamente guapo

Te amo porque me molestas

Te amo porque me dejas en visto

Te amo porque escuchamos la mano peluda

Te amo porque me gusta como me tomas de la mano

Te amo porque siempre me despierto pensando en ti

Te amo porque me gusta cuando me escribes

Te amo porque me corriges

Te amo porque me haces reír como loca

Te amo porque eres tú

Te amo porque no mientes

Te amo porque me gusta verte cuando tomas cerveza

Te amo porque te despiertas de madrugada para besarme (…)

Te amo porque aunque estés lejos, siento que estás cerquita de mi

Te amo porque confías en mi

Te amo porque me das consejos

Te amo porque eres inteligente

Te amo porque no me juzgas

Te amo porque me inspiras

Te amo porque apareciste de la nada

Te amo porque no te esperaba

Te amo porque todos los días dices algo que me sorprende

Te amo porque me gusta cuando me abrazas

Te amo porque haces la diferencia en mi vida

Te amo porque puedo decirlo sin miedo a nada

Te amo porque sí (…)

tumblr_n5g0qdaOHH1r4hk4go1_1280.jpg

 

 

Confesiones en el ADO

Después de dos años vuelvo a tomar un autobús, no es para verte, le tengo miedo a la Ciudad de México, también a no ser suficiente. El sol se esconde, tengo una playlist a la que titulé “para llorar en el ado” tal vez sea momento de cambiarle el nombre.

La última vez que nos vimos, volví llorando pero sabía que no te quería ver otra vez, te envié un mensaje de despedida, no tenía emojis porque estaba enojada, te dije algo como “nadie fue tan mierda  conmigo como tú, pero igual gracias por cinco años de desgaste emocional, me quedo con lo mejor de ti, y no con nada material porque nunca me diste un puto regalo, no me busques.” ese día  dijiste que estabas con alguien más y que eras feliz, después me reí un poco porque sabía que no eras feliz con nadie.

Me emociona llegar a Tasqueña y no verte, me alegra no tener que darte explicaciones y tampoco aguantar tu pinche cara de desesperacion. Todavía me faltan varios kilómetros para llegar. Ahora me arreglo para alguien más,  no uso el mismo perfume porque eso es traición, tampoco uso una sonrisa encantadora como lo hacía contigo, esta es diferente, es real. Tampoco me he pintado los labios, no lo necesito. Nada ha cambiado, ni los volcanes, ni el bosque del kilómetro 65 y tampoco el cambio de clima en las montañas, el viento sopla igual, yo llevo un vestido más bonito y algo en los ojos, no sé cómo explicarlo, pero cambiaron. Hoy tus brazos no son mi casa y tampoco espero que vuelvan a serlo.

tumblr_n7p3gj4xlh1rbcubso1_500

¿A qué sabe el miedo?

El miedo se siente en el pecho, justo en medio es como si alguien te lo apretara con fuerza las 24 horas del día.

El miedo es cuando aprietas los dientes toda la noche y te despiertas con dolor de cabeza

El miedo es un tic en el ojo

El miedo huele a café quemado

El miedo es recibir una llamada a las tres de la mañana

El miedo sabe a sal y a sangre

El miedo es la espera

El miedo es mi lugar común preferido

El miedo es volver a sentir lo que sentí contigo

Es tener miedo de respirar

Miedo a extrañar de más

Miedo al abandono

El miedo sabe a mi

Yo soy el miedo. tumblr_nxoxsvvFXP1ujrtxpo1_1280.jpg